Carnaval de concurso?... Carnaval de calle?... Ambos?

Bueno, pues una vez finalizado el año carnavalesco de 2014, comienzan las reflexiones... A mi me gustaría intentar exponer desde mi punto de vista (como componente de una chirigota) las diferencias entre un carnaval enfocado principalmente al concurso y otro que tenga en exclusividad el carnaval callejero.
Estas son las principales diferencias según he podido comprobar (las comentaré como si fuese un combate de boxeo):
  • Preparación del tipo
    • Preparar un concurso implica un mayor esfuerzo personal, teniendo más intensidad y cantidad de ensayos, comenzando los preparativos mucho antes en fechas que un repertorio callejero. Esto no es necesariamente así, pero por mucho que se quiera trabajar lo mismo para un caso u otro, al final la presión del concurso es mayor que la de la calle y te exiges más en los escenarios oficiales.
      • Aquí gana la calle
  • Emociones
    • Un concurso siempre te deja un 'cosquilleo' más intenso que lo que te puede producir un escenario callejero, supongo debido a que es una oportunidad única, tienes una o dos posibilidades para exponer tu repertorio y menos posibilidades de fallar. Además, ver un teatro o palacio lleno de personas pendientes de tu actuación también es un generador de adrenalina. Con esto no quiero decir que la calle no te ponga los pelos de punta, hay rincones y momentos inolvidables.
      • Aún así, vamos a poner que gana el concurso
  • Público
    • Esta es una de las diferencias que a mi más me influyen, ya que no tiene nada que ver un público de butaca con otro de 'paseo'. El primero es un público más o menos 'entendido' del carnaval, conoce e intuye que van a cantar las agrupaciones, sobre todo a la que va a animar, ya que en alto porcentaje es un público forofo de los suyos, incrementando sus aplausos en función de si los vínculos con la agrupación que actúa son fuertes o no. El público de la calle es mas aleatorio, muchas veces no sabe de que va lo que estás haciendo, sólo se para a ver a un grupo de personas cantando. Es por esto que lo considero como un público más “limpio”, ya que se para a ver lo que haces porque quiere, no está obligado.
      • En este punto, me quedo con el público de la calle
  • Repercusión
    • Para los que hemos probado ambas cosas, tenemos que reconocer que el escenario de un concurso te hace llegar a mucha más gente, ese repertorio que has preparado a conciencia se ve compensado con mayor número de críticas, mas niños que parodian parte de tu actuación, cantan el estribillo... La calle es una repercusión más “petite comité”.
      • Pongamos que en este punto gana el concurso
  • Repertorio
    • Otro de los aspectos que diferencian bastante un carnaval de otro (y en el caso de mi chirigota, creo que es el que más nos ha costado). No tiene mucho que ver un repertorio preparado para la calle que para un concurso. Este último te “obliga” a buscar ideas que gusten a un público concreto, el jurado. A menudo no cantas lo que quieres, si no lo que quieren oír los demás. Muchas veces se canta a lo que rodea al propio concurso, anécdotas ocurridas... al jurado... a otras agrupaciones... Algo que pasa factura a la hora de representar el repertorio en la calle, ya que muchos no saben qué estas cantando. Preparar un repertorio callejero es mucho más personal, haces lo que realmente quieres. Digamos que, en términos discográficos,  el concurso es comercial y la calle es de canta-autor.
      • En este caso, me quedo con la callejero
  • Obligaciones
    • La calle lleva implícita una serie de libertades que el concurso no te da. En la calle cantas cuando quieras, como quieras, donde quieras, con letras en la mano, cambiando el repertorio a mitad de una actuación. Puedes hacer una chirigota con 5 personas o con 50, hacer que alguien del público cante contigo... y un largo etcétera que hace que en este punto también me decante por la chirigota callejera.

En definitiva, yo doy ganador por puntos (y no por k.o.) al escenario callejero. Me gustaría conocer vuestros pros y contras de uno y otro carnaval, tal vez se me hayan olvidado ciertos aspectos que me hagan cambiar de opinión.


Saludos carnavalescos!!!

Fdo. Sergio
Reacciones:

2 comentarios:

cesar delgado dijo...

Pues sigo sin entender pq nos empeñamos en comparar y enfrentar una cosa con la otra, llamame obtuso.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo en que un repertorio porque sea para la calle no esté igual de trabajado que uno para el concurso y con los disfraces igual, no esta reñido una cosa con la otra y se de lo que hablo...pues no a todo el mundo le vale cualquier cosa...creo que cada agrupación es diferente y las aspiraciones de cada uno también lo son.
Y tampoco creo que sea bueno para nadie hacer un repertorio exclusivamente para el concurso, bajo mi punto de vista es el peor error que la inmensa mayoria comete.