Un bote, dos botes...Baygon el que no bote!

Bueno, pues ya pasó. Ya por fin cantaron los bichos en el Falla, y no veas como lo hicieron.

A mi personalmente me gustó mucho, aunque tampoco me sorprendieron, pues cuando los vi en el ensayo final ya me llevé muy buenas sensaciones.
No obstante siempre te queda la duda. ¿Les traicionaran los nervios? ¿Les respetará el Falla?. Pero todo al final afortunadamente salió a la perfección, y yo les vi bastante frescos en el escenario (aunque supongo que para más de uno, la procesión iría por dentro).

Ha sido la verdad un orgullo ver como esta gente, abanderando nuestro carnaval, han hecho un papel francamente digno en el Templo de los Ladrillos Coloraos (o rojos, como diría la chirigota del Bocu). Resultado que se ha visto refrendado por la opinión de los medios de comunicación gaditanos y por los foros habituales de la fiesta de la Tacita de Plata; y mira que eso no es fácil, pues en esos lares se las gastan que no veas.

Hay alguno que decía que se parecían demasiado al Canijo. ¡Ni que eso fuera una ofensa! Eso es síntoma de buena afinación y composición musical, algo de lo que no todos los grupos que pisan esas tablas pueden presumir.
 
Ni que decir que un 10 también a todos los aficionados que les acompañaron y que seguro disfrutaron tanto como ellos.

Otra cosa con la que me quedo es que su participación ha estado apoyada por nuestro mundo carnavalero, ha servido para afianzar más la unión entre todos; pues supongo que todos se habrán alegrado del éxito cosechado, y el que no, pues ya sabe...Un bote, dos botes, Baygon el que no bote.


 


Reacciones:

0 comentarios: