La mujer en el carnaval de Mérida


Hace tiempo me pidió Zamora un artículo sobre la Mujer en el Carnaval, concretamente en Mérida, artículo complicado porque puedo enfocarlo desde muchos frentes y ninguno me convence…no obstante allá vamos.

Tengo claro que no me voy a meter en la historia de la Mujer en el Carnaval de Mérida, resumámoslo en que en los años 80 era una mera acompañante de comparsistas (como antiguamente se denominaban a todas las agrupaciones) y en los 90 tomó un protagonista extremo en el concurso de agrupaciones, tanto que hasta “El Canijo” se sorprendió de la afluencia femenina en el dicho evento.
Recuerdo agrupaciones antiguas  como las Lusitanas, Las Turuteras y más tarde Las Parientas…pioneras sin duda de la actual boom.


Si algo tenemos como desventaja  con respecto al hombre es nuestra voz, una voz con la que cuesta trabajo llenar un escenario, detalle por el cual las agrupaciones femeninas suelen llevar más componentes que las masculinas.
No obstante, en nuestra ciudad podemos decir alto y claro que las mejores voces que salen a concursar se encuentran en agrupaciones de femeninas.


No quiero olvidarme  mencionar que la mujer suele ser más comparsista que chirigotera por un motivo de mentalidad social, demos gracias a que en los últimos años han aparecido algunas que otras chirigotas femeninas que sin entrar en lo soez han conseguido arrancar carcajadas, pero seamos realistas que actualmente  sigue siendo “hándicap” ser mujer y chirigotera.


En Mérida nuestra principal ventaja es la cantidad de mujeres carnavaleras que hay, no sólo cantando, en los grupos de “pasacalles” también he observado que son muchas más las bailarinas que bailarines, y en la percusión también han tomado puestos aventajados.


La mujer que está en comparsa o  chirigota, necesita  concursar, por una sencilla razón, de éste modo se “auto-obliga” a acudir al ensayo, pues en caso de ser una agrupación ilegal estoy segura que antepondríamos los deberes familiares al festivo, es por ello por lo que, creo suponer,  no existe ninguna agrupación femenina “ilegal” de momento.


Hoy en día la mujer en general sabe divertirse y sale a divertirse sola con sus amigas, (antiguamente siempre acompañada de hermanos, novios o maridos),  con lo cual ha propiciado el auge  de agrupaciones femeninas en las que observamos que son los maridos los acompañantes y fans, que dejan paso al protagonismo sólo para ellas.
No pueden imaginarse la gratitud que podemos guardar para nuestros compañeros por este gesto.


He querido  hablar de la Mujer que está en agrupaciones, tal vez la más activa del Carnaval, pero no quiero olvidar por ello a la que sigue acompañando a su marido, a la que cose, a la que maquilla, a la que acude cada año al concurso como público o a la que disfraza a su hijo, todas carnavaleras a su modo y he aquí un pequeño homenaje para ellas.

En este pequeño artículo no puedo profundizar más, he tocado algunos puntos visibles y evidentes de lo que supone ser mujer y estar en ésta fiesta, pero podría extenderme mucho más…la Mujer en  Mérida y su fiesta de Carnaval,  apoya, disfruta, luce y  engrandece y con esto creo, está todo dicho.


 Mª del Pilar Serrano.
Comparsa Los Sureños.





Reacciones:

0 comentarios: