Crónica de la segunda semifinal


Segunda semifinal, historia viva del carnaval:
Mientras espero pacientemente a que comience esta segunda jornada carnavalesca en el Palacio de Congresos, e intentando averiguar que ha pasado con la primera agrupación que viene anunciada en el programa de carnaval, me doy cuenta de que esta semifinal la abren las tres agrupaciones mas veteranas de nuestro carnaval, La Marara, los sureños y los Cazurros.
Cuanta historia en esta primera parte de la noche, juntos suman posiblemente más de 80 participaciones sobre las tablas de este palacio, del Maria Luisa, del Alcazaba… cuantos recuerdos.
Dejo la melancolía para otro año que esto comienza ya.

Primera chirigota: La marara
Mas Augusto que un Arbusto, la decana agrupación de nuestro carnaval se nos presenta con un tipo muy “hogareño” en el que parodian al fundador de nuestra ciudad Cesar Augusto, con su bata, su bolsita de agua, sus zapatillas… vamos muy “augustos” están ellos.
No conocía la existencia de una hija del fundador que emigró a Zaragoza llamada “Augustina” de Aragón, ni que hizo primaria en el colegio “Octavio Augusto”, donde llegó hasta “Octavio” de EGB.
Esta animada presentación, muy “marara” si se me permite la expresión, termina acompañada de las palmas del público, buen comienzo de la noche.
En el primer pasodoble nos narran la soledad que sufren sobre el pedestal en la rotonda, donde no pueden hablar con nadie, y encima los grafiteros los hacen pintadas. Aprovechan para rendir homenaje a su ciudad natal.
El segundo, un pasodoble escatológico donde nos enseñan trucos para poder disimular “pedorretas” que puedan escaparse, sobre todo echar la culpa a la fábrica de grasas. Bastante aplaudidas ambas letras, pero tal vez faltó en mi opinión un poco más de chispa de la que se compone esta chirigota.
Con la tanda de cuplés reivindican la invención de las marcas blancas para el “Agonia” por su escaparate algo descolorido. En un viaje a Portugal aprende que por muy depiladas que estén las portuguesas, siempre les quedará el bigote.
Sin salirse en ningún momento del tipo de Augusto, el estribillo ensalza el cariño y aprecio que sienten por su imperio.
A ritmo vertiginoso, estos romanos se van de bacanal, también pasan por la ciudad deportiva donde se encuentran con Fernando Molina, se acuerdan del Corte Inglés que “traerá” Pedro Acedo… infinitos temas los que toca la agrupación en su animado popurrí que hace vibrar al público que agradece su actuación con una fuerte ovación.
Esta chirigota de tan marcado carácter localista presenta su seria candidatura para estar en la final del jueves, aunque deberán arreglar algunos desajustes rítmicos en las entradas de algunas cuartetas.

Primera comparsa: los sureños
Supongo que en camerinos ha tenido que haber una gran fiesta debido a la gran relación existente entre esta agrupación y la anterior.
Con una actuación que recuerda al mítico James Brown y su coro, los componentes de esta comparsa entran en escena, con un llamativo traje color rojo y voluptuosa melena.
Con gran afinación y un ritmo muy animado, acompañado de trompetas presentan su banda de swing. Buen comienzo para esta comparsa.
Primer pasodoble dedicado Marta del Castillo y la ineficacia de la policía en este caso, el segundo lo dedican a aquellas mujeres que no saben como explicar a su hijo que su padre es un maltratador.
El público se vuelca con esta agrupación, que cuenta con gran número de seguidores.
Antes de que comience la tanda, me fijo en como caja (el gran trompo) es clavadito a Samuel L. Jackson (quien no sepa quien es que lo busque en la wikipedia)
Con música animada, en la tanda de cuplés nos hablan del rey y los problemas con su ojo y sus yernos y de la repetida boda de la duquesa de Alba. Coreografiado estribillo que parece faltarle un poco de fuerza en su final.
A base de música negra nos traen el swing tras su gira por todo el mundo.El fin del mundo maya, las bodas homosexuales, el famoso cartel de carnaval, el Concordia… también completito de temas el popurrí que finalizan pidiendo carnavales por todas partes a ritmo de swing.
Muy buena la actuación de la agrupación, gran afinación y trabajadas coreografías. A pesar de pequeñas lagunas principalmente en el tipo, cosa que descuidan a menudo, esta comparsa tiene muy buena pinta.

Segunda chirigota: Cazurros Romanos
De nuevo otro año más, y ya van unos cuantos, los cazurros vuelven a las tablas de Palacio de Congresos.
Personajes vestidos de con chaqueta verde, sombrero y un estrambótico pañuelo al cuello, con muy mal carácter, critican todo, se calientan enseguida…  esta chirigota se presenta como cara-canallas, muy metidos en el tipo, con algún pequeño error en las entradas.
En el primer pasodoble intentan cambiar su mal carácter, tanto que se atreve a ir con su parienta a comprar toallas a Portugal, incluso llevarla al Corte Inglés.
Con el segundo narran el cambio en nuestra ciudad de PSOE a PP, en cuanto al tráfico se refiere. Han decidido cambiarse de chaqueta (ideológica) cada vez haya un nuevo cambio político.
Mejor el segundo que el primero aunque algo flojos en su interpretación.
Puedo observar que en el tipo llevan un corazón en el pecho con el nombre supongo de su parienta o compañera, bonito detalle.
Para los cuplés, de nuevo Cayetana de Alba y el rey son los temas a tratar, insinuando afición al “frances” de la primera, y los motivos de su ojo morado el segundo.
En el estribillo nos dejan claro el por que de su mal carácter, ya que su madre no rompió aguas, si no vinagre. El público disfruta de la estos cuplés por lo que les ovaciona con aplausos.
En el popurrí comienzan a leer el periódico, primero las esquelas, a ver quien la palma, después economía, noticias internacionales como la de Daniel Serrano y la feria del gitano, donde la carpa será sustituida por fraguas de Ángela Merkel. Con críticas Guardiola, Cristiano Ronaldo… llegan al final de su actuación, donde vaticinan que no estarán en la final por lo que tendrán una semana más para descansar. Buen popurrí.
Simpática actuación de los Cazurros, que nos han hecho reir y pasar un buen rato, aunque se notaron algo faltos de ensayos.



Segunda comparsa: El callejón del arte
Llega ahora la primera de las agrupaciónes procedentes de Calamonte, con un tipo muy conseguido de artistas callejeros, mimos, estatuas vivientes, payasos, hippies… forman parte de esta comparsa.
La presentación comienza con mucha calidad, a base de instrumentos de cuerda, que gusta mucho al público y arrancan su aplauso. Arranca fuerte esta comparsa de grandes voces, orgullosos de tener el don del arte mientras viven como pueden en este mundo de cobardes.
En los pasodobles, acompañados de un punteado muy trabajado, comienzan con su odio a los miembros de banda terrorista ETA a pesar de su disolución, a los que prefieren darle la espalda, y terminan con un pasodoble dedicado a Mérida que a pesar de ser muy bonita, tiene otra cara más violenta con la que no están de acuerdo.
La tanda de cuplés se compone de un extraño y repetitivo cuplé en el que acaban metiéndose con la cabeza de Pedro Acedo y la curiosa forma de vaciar los ceniceros en el crucero Concordia, mucho mejor este segundo. Enlazan ambos cuplés con un bonito estribillo donde se alimentan de 3x4 y disparan cañones de voz. Aplausos desde el patio de butacas.
Un nuevo día llega y hay que buscar un rincón para expresar su arte, así comienza un popurrí donde nos traen alegrías. Piden al pueblo ruido para protestar por todo lo que está pasando, supongo en alusión al movimiento 15M. Con una cuarteta instrumental llena va cayendo la tarde se van a la calle para cantar sin parar y ser libres en carnaval. Terminan con la melodía inicial de la presentación.
Buena actuación la de esta vecina comparsa, grandes voces e instrumentos, aunque se echa en falta un repertorio que este a su misma altura, algo flojos en pasodobles.

Llega el descanso y me voy rápido a por un bocadillo de lomo y na cervecita, que tengo muuuuuucha hambre.



Tercera chirigota: Esto si que es un marrón
Le toca el turno a esta joven y gamberra agrupación, llena de energía y cachondeo que tan bien nos lo hicieron pasar el año pasado como gambas de Huelva. El tipo se intuye por el nombre… efectivamente las gambas han sido comidas, digeridas y expulsadas por la puerta de atrás. Sale al escenario esta chirigota con un tipo muy gracioso.
En la presentación nos cuentan el miedo que tienen a la cadena del WC, como les gusta la velocidad (por eso dejan tantos “frenazos” en la taza) y el por qué de la elección del tipo, de tanto escuchar “vaya mierda de chirigota”.
Crítica a la “concursitis” general que sufren las comparsas y chirigotas de nuestra ciudad en el primer pasodoble. No les gusta el trato recibido el año pasado tras su pase a la final.
Finalizan con un recuerdo a la tierra Extremeña, hogar de terratenientes donde se vive como un siervo. Bien interpretados ambos con una música alegre.
Reciben un piropo desde el patio de butacas (debido a que me cogió escribiendo no me enteré de nada, si alguien me hace el favor de contarme cual fue ese piropo se lo agradecería) que arranca las risas de la chirigota. Poeta!! Poeta!! Crece el buen rollo.
Por enésima vez Cayetana y Urdangarín se encargan de la tanda de cuplés, la primera por lo afortunada que es por haber pillado a un funcionario, y el segundo porque los reyes en lugar de regalos le echan de casa. Da igual como hagan el estribillo, esto va a ser un mojón, bien enlazados los cuplés. El público sigue disfrutando con la chirigota.
Escatológico el popurrí desde principio a fin, donde descubrimos que son hermanos gemelos de los churros, de la barra de carne de un kebap… Colaboran en el fomento de la lectura, sobre todo de las etiquetas de champú. Cuentan su peor viaje, cuando estuvieron en el pañal de un niño interactivo y otras muchas anécdotas que suceden alrededor de estos mojones que finalizan su actuación invitándonos a escucharlos por la calle.
Muy buena la actuación de esta joven chirigota que va afianzando su estilo enérgico y descarado, de nuevo aspirantes a una nueva final.
Agrupación más o menos bien afinadita, bonita música original, pero que tiene algunas pequeñas lagunas en parte del repertorio, sobre todo en cuplés y pasodobles.



Tercera comparsa: Las Legendarias
Segunda agrupación calamonteña de la noche, esta comparsa femenina se presenta como Carmen, mujer luchadora contra el poder.
Arrancan la presentación con un baile flamenco seguido de un trío de voces con el que nos cuentan Hazañas de su personaje. Cualquier hombre enloquecerá si roza las mejillas de esta perseguida y humillada mujer. Fuerza en esta primera composición.
En el primer pasodoble se ofrecen como la carmen del siglo XXI para luchar contra las falsas promesas de políticos que, junto a los banqueros, permiten que miles de familia estén en la calle. Un tema gusta al público que responde con aplausos. Para el segundo pasodoble narran en primera persona como la vida de un ser querido se va apagando, recordando su sonrisa, sus manos, sus ojos… No llego a entender a que se refieren exactamente. Algo flojos de afinación.
Para la tanda de cuplés como no, la Duquesa de Alba y su boda, donde insinúan la posible homosexualidad de su marido, además de las dificultades que existen para tener una casa, mejor vivir debajo de un puente. Estribillo donde reivindican sus batallas ganadas, aunque hoy vienen derrotadas para darnos su corazón y cantarnos.
Siguen metidas en el personaje para la última parte de su repertorio, recorriendo en el popurrí las luchas de esta heroína cigarrera. Piden condena al maltrato, además de ver como después de 200 años la injusticia sobrevive.
Después de una bonita colombiana donde describen sus artes para engañar a los soldados en la taberna., esta justiciera pide perdón para aquellos que roban para comer. Estamos viendo a una Carmen muy reivindicativa y luchadora.
Terminan su repertorio enseñándonos el camino hacia el carnaval.
No esta mal la actuación esta agrupación que a pesar de faltarles cierta calidad musical, suplen este problema con un repertorio currado y bien trabajado el tipo.

Mucho cansancio se puede ver en parte del público, a mi me pasa factura las pocas horas de sueño de ayer, pero hay que hacer un último esfuerzo, estamos llegando al final.



Cuarta comparsa: Las iguales
Esta afinada comparsa vuelve otro año más a escena, y a pesar de su juventud, son 10 los años que cumplen. Comprobemos ahora si esa evolución positiva de los últimos años continúa.
Luz tenue en el escenario, una figura que parece ser un ilusionista con sombrero de copa nos deleita con un llamativo truco de magia, comienza la presentación.
Estas magas vestidas con un llamativo traje de gala y adornado atrezzo mágico se concentran para comenzar su actuación, como palabras mágicas prefieren utilizar argot carnavalesco. Se hacen un auto-homenaje recordando la final vivida por esta agrupación el año pasado. Bonita la presentación, vienen con ganas de despertar al cansado gallinero, que responde con fuerte ovación.
Un piropo al Teatro Romano que acaba convirtiéndose en una crítica a la gestión del festival y sus problemas, un tema que sorprendentemente no se había tocado hasta ahora. Para el segundo pasodoble eligen la crítica a la decisión de Monago de no querer vivir en la casa oficial del presidente extremeño, recordándole que Mérida es la capital de Extremadura. Mejor este segundo pasodoble que despierta el sentimiento “patrio” del público por su ciudad.
En el primer cuplé vemos a un Daniel Serrano preocupado por como le crece el culo al sentarse en la silla de su antecesor en el cargo, Luis Valiente, gracioso aunque el público no reacciona. Para el segundo vuelven a mostrar su malestar por la participación en el concurso de agrupaciones foráneas que “desaparecen” cuando llega carnaval. Enlazan los cuplés con un estribillo donde vuelven a dejar claro su amor por esta ciudad.
La función de estas ilusionistas llega a su momento álgido, el popurrí, donde cuentan como no han podido ayudar a Roberto Olivera a ganar las elecciones. Acedo y sus cejas, el cartel de de semana santa con Valiente y Madrigal y varios temas más de carácter localista nos llevan a una parada que da pie a un espectáculo de magia que da paso a la parte final de su actuación, donde reivindican de nuevo el martes de carnaval, y recordando sus diez años esta agrupación finaliza con mucha fuerza, consiguiendo que casi la totalidad de los que aun quedan en el patio de butacas no salga corriendo para agradecerles su actuación con un fuerte aplauso.
Sigue en ascenso esta comparsa, teniendo como arma principal su afinación (aunque a veces algo monótona). Muy buen trabajo el de esta agrupación para poder luchar de nuevo por la ansiada final, a la cual le queda todavía un pequeño saltito para llegar por fin a su madurez.


Con esto me despido por hoy, hemos vivido una noche entretenida, donde nos hemos reído, animado, sorprendido y emocionado, voy a descansar para estar fresco para esta noche, un abrazo a todos
Reacciones:

0 comentarios: