Crónica de la primera semifinal


Velada de reencuentros
Por fin comenzó señores, el tan ansiado carnaval abrió sus puertas ayer viernes a las 22:00 horas con la primera semifinal del concurso de comparsas y chirigotas del carnaval romano 2012.
Como ya viene siendo habitual, se me ha encomendado la tarea de realizar una crónica objetivo-constructiva acerca de lo que se ha vivido en esta semifinal y en las que vienen, cosa que comienzo en este momento:
Son las 3:02 de la madrugada (aunque el reloj de mi ordenador pone las 20:02 porque mi ordenador se cree que estamos en Chile), me he preparado un cola-cao calentito para quitarme el frío que he pasado desde el Palacio de Congresos al coche, mi parienta se ha ido a dormir diciendo no se que de que estoy como choto o algo así... pero bueno, no me enrollo más que no llego.
He titulado esta semifinal, tal vez un poco descafeinada para mi gusto, como velada de reencuentros porque me ha causado alegría ver de nuevo a mucha gente que hacia tiempo no veía sobre estas tablas, como Pablete (el “mejón” caja de aquí a albacete), el Gran Cafu, Amalio... la chirigota los del artículo quinto (que recuerdos el año de la orquesta “mesempina” cuando vi pasar por mi lado a Alfredo disfrazado de mi padre)
Primera comparsa: El estuche (Fuente de Cantos)
La gala comienza casi a su hora, cuando aparecen unos magos con chistera sobre las tablas del Palacio de Congresos. Ya dejaron un buen sabor de boca el año pasado con un laboratorio muy musical.
En la presentación sus componentes se van sumando poco a poco, donde nos cuentan como quieren cambiar ciertas cosas negativas con sus trucos de magia. Bonita y bien cantada.
Los pasodobles, el primero es una crítica al papa y su costumbre de no ver la realidad, con el segundo hacen referencia a aquellos que se oponen a los matrimonios gays, bien cantados aunque se echa en falta algo, tal vez la ausencia de su guitarra punteado hace que las modificaciones de última hora no estuviesen bien definidas.
En los cuplés nos hablan de la luna de miel de Cayetana de Alba y Urdangarin, enlazados con un buen estribillo.
Con el popurrí hacen un recorrido a sus trucos de magia, para el show de esta noche utilizarán bombo y caja. Despues de enseñarnos a sonreir para soporter los palos de la vida, se despiden soñando con febrero. A pesar de su buena afinación, un pequeño fallo ha influido en un final ta vez algo falto de fuerza.
Buena actuación de esta comparsa que ha superado no sin problemas el mal trago de abrir el concurso.
Primera chirigota: Los mas ricos de Mérida
Una de las esperadas de la noche, con muchos seguidores, esta chirigota de tradición localista ya levanta expectación antes de salir al escenario, ya que los dobles sentidos de sus nombres suelen estar muy currados. Bajo la cortina se ven piernas depiladas, que podrá ser... yo apuesto por algo de comida, pestiños o caramelos de la martir.... ACERTEE!!
Se presentan estos caramelos aun envueltos, narrandonos como en sus más de 100 años de existencia se han vuelto mas chinchorreros que Pepe None y Luis Valiente juntos. Tras varias cuartetas más parecidas a mini-cuplés donde nos hablan de la pantoja y el photoshop, de Balastegui y su giro a la izquierda (frente al hornito)... Muy animada y gusta mucho esta primera parte de la actuación, aunque con algunos desajustes en la afinación.
Primer pasodoble a la martir y las semejanzas entre sus acciones y las del movimiento 15M, con el segundo hacen una crítica a Monago y su poco aprecio por nuestra ciudad. Muy aplaudidos aunque siguen los problemas de afinación.
En la tanda de cuplés aprovechan para hablar de Acedo, Valiente y su nuevo trabajo de Mickey Mouse en la Cabalgata de Reyes, y de los conciertos de Camela y Bordón 4 en la feria. Junto al gran estribillo que ha preparado esta chirigota, esta tanda de cuplés hace subir la temperatura en el patio de butacas, gusta mucho.
Para el popurrí, como ya nos tienen acostumbrado estos chicos, preparan una serie de coreografías muy elaboradas que hacen que el ambiente no decaiga. Nos explican como pelar un caramelo de la martir mediante un streptease (a uno de ellos se le queda pegado el papel, muy bueno), además de hablarlos de la duquesa de Alba (me da la impresión que ella y Urdangarin van a ser muy nombrados este año) de Rajoy y sus puentes etc... prometiéndonos en su final que el año que viene volverán.
Muy enérgica la actuación de esta chirigota que compensa su debilidad en la afinación con letras y coreografías muy curradas, seria candidata de nuevo para estar en la final.
Segunda comparsa: El pecado
El ambiente se ha caldeado con la actuación de la anterior agrupación, volvemos a lo serio. Sale a escena una comparsa que el año pasado nos deleitó con atrapadas en el tiempo. Se abre el telón y aparece algo así como unas princesas de fatal mirada, representando a los 7 pecados capitales. Muy bonita y colorida la puesta en escena.
Con un buen juego de voces nos van encaminando en su presentación a lo que quieren representarnos, siete puertas siete pecados, un mundo lleno de mentira, letras serias, y como el año pasado, muy metafóricas.
Con primer pasodoble damos un paseo con la Diosa Diana por los monumentos y otros lugares emblemáticos de nuestra ciudad. Con el segundo nos hacen llegar el dolor que genera el cáncer de mama, mas aplaudido el segundo, tal vez debido a su temática más visceral.
De nuevo la boda de la duquesa de Alba se cuela en un cuplé, donde los hijos le sugieren que utilice anticonceptivos. La crisis y los conciertos de la feria (donde proponen a los Cazurros para el año que viene al ser más actuales que Bordón 4) completan la tanda. En el estribillo no cuentan como la alegría del carnaval nos puede salvar de este mundo de pecados.
Bien afinaditos los cuplés, aunque demasiado fría su interpretación.
En el popurrí hacen un recorrido por los siete pecados capitales, haciéndonos ver como todos cada uno de ellos se pueden encontrar el carnaval, se muestran críticas hacia todo aquello que rodea al mundo carnavalesco. Siguiendo su estilo metafórico, llegan a un final algo aguado por los nervios.
Buena actuación de esta comparsa, aunque no estuvo a la altura de lo que muchos sabemos que puede estar.
Segunda chirigota: El artículo 5º
Llega una de las noticias positivas de la noche, vuelve esta chirigota después de varios años sin concursar, y regresan como cocineros de una bocatería... kebap... ambas... no se exactamente, pero un pelin guarros si que son, hay mierda por todos lados.
Con los perros y gatos como ingredientes principales en sus bocatas se presentan estos “vomitivos” personajes en su cocina, la cual tiene sello de calidad y todo, aunque les costó despegarla del suelo. Por suerte nos hacen descuento en el mes de febrero.
Un bonito detalle: una chica traduce a la lengua de signos el repertorio de esta chirigota.
Antes de comenzar los pasodobles le dedican la actuación a un componente que por motivos personales no puede estar con ellos esta noche.
Aprovechan en el primero de los pasodobles para darse un auto-homenaje por su vuelta a los escenarios, mientras hacen caso omiso de las flechas que pudiesen lanzarles por la espalda.
El segundo pasodoble es una receta para preparar un buen carnaval, y con el gustito que caracteriza a esta chirigota, nos cuentan uno a uno sus ingredientes. Precioso este último y gran afinacion, el público se lo agradece con una ovación.
Con el primer cuple y debido a la crisis, encuentran nuevo trabajo a Mouriño y su dedo, como seguridad anti-robos. Para terminar nos cuentan los motivos de por qué el embajador de Senegal le retira la mano a doña Letizia, a ver si le va a quitar el rolex de oro.
A estos cocineros le puedes pedir lo que quieras... menos limpiar, gracioso el estribillo.
Con el principe de Bel Air comienza el popurri, donde cuentan anécdotas de lo que pasa por aquella guarrísima cocina, borrachos vomitando en la plancha, su forma de reciclar (los restos del bocata pal kebap) etc... son muchos los temas que llegan a tocar en un popurrí que finaliza enseñandonos como en febrero los sinsabores se vuelven sonrisas.
Buen re-estreno de esta chirigota que no defraudó, muy bien preparada la actuación, gran afinación, aunque para ser una chirigota, tal vez en las letras le pediría algo más de chispa.
 Tercera Comparsa: Te doy mi palabra
De nuevo otro año más esta comparsa de Sanlúcar nos deleita con su repertorio, parece que se sienten muy a gusto actuando en el Carnaval Romano.
Con un traje algo abstracto, parece que de presentan unos maestros, profesores, filósofos… no lo sé exactamente, en definitiva oradores que nos vienen a hablar de la palabra, “para saber primero hay que saber que no sabemos nada”. Fuerza y afinación en su entrada.
Metafórico primer pasodoble en el que hacen una crítica a la gestión del anterior gobierno socialista, cuya rosa ha clavado sus espinas a cinco millones de parados.
Dedican su segundo pasodoble, un preciosa lección de historia de nuestra ciudad, a una comparsa que este año por motivos personales no sube al escenario del Palacio de Congresos, y en especial a una de sus componentes, desde aquí queremos también dar mucho animo a la j’otra, a Pili y a toda su familia. El público le brinda una gran ovación.
Tanda de cuplés alegre, donde dan una clase de bioquímica para crear un par de clones, con lo que se aprovechan de tener entre sus componentes a dos hermanos gemelos. Finalizan saliendo de compras con su parienta. Con estribillo también alegre nos enseñan que a sumar.
El popurrí es una clase de Carnaval, estos maestros preparan la lección, incluso se atreven a darnos una clase de dibujo para explicarnos que no todo es lo que parece. Con varios piropos a su tierra termina la agrupación su repertorio entre los aplausos del público.
Gran afinación y fuerza (a veces en exceso) de esta comparsa gaditana que gusta mucho entre los allí presentes, aunque el popurrí no atraiga lo suficiente a un público que no tiene “playita”. Serios aspirantes para entrar en la final.

Tercera chirigota: La hermandad de las tres delicias
Se va notando el cansancio entre los allí presentes, pero de nuevo comienza el gallinero a animar con fuerza, otra de las agrupaciones esperadas de la noche. Esta chirigota a pesar de sus pocos años de vida, ha conseguido gran cantidad de seguidores, sobre todo al buen sabor de boca que dejaron el año pasado como guardia civiles gitanos. ¿Con que nos sorprenderán?
No se ve nada, comienza a sonar la salve rociera, pero con un aire extraño, como oriental… aparece en escena la esta hermandad rociera portando a su santo…. San Buda!! Como siempre el Goldo con su sola presencia revoluciona el patio de butacas. Ni con GPS encuentran el camino hacia el Rocío y terminar llegando a Mérida, donde deciden quedarse. Muy simpática esta entrada que gusta al público.
Dura crítica a la negativa de una conocida bodega extremeña a acoger una boda gay en el primer pasodoble que arranca los aplausos del respetable. En el segundo pasodoble también de carácter visceral arremeten contra la injusticia sobre el caso de Marta del Castillo, piden pena de muerte para los asesinos, también bastante aplaudido.
Deciden cantar los cuplés en castellano mejor que en chino, para que podamos enterarnos de lo que habla la gente acerca de esta raza, que no hay gordos, comen perros y gatos… Terminan otorgando el galardón de gafe mayor a Nono Saavedra, porque tipo que saca su agrupación, catástrofe que produce, muy bueno este segundo cuplé.
Si en las tiendas chinas todo falla, según ellos a esta chirigota le falla el estribillo, aunque yo creo que no está mal.
Con una parodia de la famosa comparsa “los piratas” comienzan el popurrí, y con ello su caminar hacia el rocío, en el que bailan sevillanas, tienen un grave problema de barriga el cual resuelven como pueden al no tener papel higiénico. Parece que llegan al río quema, donde al intentar bautizar al niño (no muy agraciado físicamente por cierto) se llevan un multazo del seprona por echar “bichos” al agua, genial la cuarteta. Terminan prometiendo su regreso para otro año, el público les despide con fuertes aplausos.
No decepciona esta chirigota que afianza su estilo de fusión de tipos, muy trabajado el repertorio, donde los pequeños desajustes musicales no estropean una muy buena actuación. Tal vez en el popurrí haya algunas pequeñas lagunas en cuanto a chispa y gracia me refiero, pero por lo general, genial.
Cuarta comparsa: Las Tormentillas
A pesar de las horas que son, gran parte del público aguanta para ver a esta última agrupación que, a pesar de su juventud, es una de las veteranas del concurso.
Con un traje de fantasía color verde, la comparsa comienza su repertorio presentándose como la esperanza, dueñas de la vida y la riqueza, su hogar está al lado de nuestra conciencia. Aplausos del público.
Con el primer pasodoble homenajean a aquellas familias de acogida que cada año y durante tres meses, hacen que la vida de algunos niños sea algo más bonita. Narrado en primera persona, cuentan los días para ver de nuevo a esos niños. Bonita letra que el público aplaude.
También con una historia en primera persona, en el segundo pasodoble critican la actual ola de desahucios que vive nuestro país.
Tanda de cuplés de ritmo alegre, donde nos cuentan los problemas de confusión que les causa el color verde de sus trajes y hacen una nueva referencia al cartel de carnaval de este año, proponen a Pepe None cantando una saeta para el cartel de semana santa.
Estribillo sencillo con el nos piden que nunca perdamos la esperanza en los malos momentos.
Para terminar su actuación, un popurrí plagado de historias donde la mejor opción es la esperanza, sueños que se pueden cumplir con esperanza, fe en el color verde esperanza, incredulidad ante la miseria y guerras que aun habitan este mundo… en su final, su garganta se convierte en esperanza cuando llega carnaval.
Buenas voces las que componen esta agrupación, que concentran su mejor versión en los pasodobles, el resto de repertorio requiere una mayor interpretación del tipo, además de fuerza.
Con esto terminamos la primera semifinal, nos vemos en la segunda.
Reacciones:

0 comentarios: