BAJO EL ANTICICLON

Después del frio que pasamos en la última cita, esto parecía verano, justo frente al “Cortijo de los Callados” pasada la mediodía comenzaba a arremolinarse la gente entre la barra y el escenario. Esto empieza a convertirse en una ginkana hoy precisamente que el belga Stefaan Engels consigue el record guinness de maratones.
Las primeras en subir al escenario con Paco Vadillo como anfitrión son las adolescentes de “Estamos en Ello”, que como teloneras dejan su buen hacer sobre el escenario.
Mientras la barra sigue poblándose de sedientos espectadores que sacian sus gargantas, pululan por la parcela reporteros del canal autonómico de televisión entrevistando a algunos asistentes.
De nuevo se llena el escenario, en esta ocasión con “los Danzarines Emeritenses” que agasajan al respetable con ritmos y bailes que animan el cotarro.
Se produce un parón propio para que el personal continúe con las relaciones sociales propias de estos días (¿cómo lo lleváis?, me han  dicho que habéis cambiado de tipo, oye ¿donde comprasteis las pelucas del año pasado?).
Llega el turno de ”Los Cariocas”, y no me refiero a los rotuladores esos que de pequeños usábamos en la escuela. Sorprenden de nuevo con su xilófono fontanés a los que el otro día no estuvieron el Los Milagros.
Alto, alto aparece la autoridad, una pareja de municipales hace acto de presencia, que no cunda el pánico, no es un cuarteto venido a menos que quiera ahora subir al escenario, solamente viene a notificar que alguno ha aparcado donde no debía. Se hace saber por megafonía y como buenos ciudadanos los infractores retiran sus vehículos y santas pascuas.


Como contrapunto a la presencia policial, la jornada contó también con la intervención de unos gitanos muy particulares representados por la chirigota "Se muera mi máma, que es es un Audis".
Nueva subida al escenario, en este caso son las antiguas “Beatas”, este año, y con la duda de equivocarme, “Un Dos Tres”, acompañadas de algunas de sus benjaminas dejan botón de muestra de su repertorio.
Alguno veo por ahí que empieza ya con los vasos largos, cuidadín que si largo es el día larga es la romería.
Otro pasito adelante y suben al escenario los chicos de “Tagorichi” que pa despistá al enemigo cantan unos temitas de años anteriores, no sé porqué no se han echado p’adelante en vez de p’atrás y nos han sorprendido con algo de este año, quizás lo reserven para su territorio en próximos días.
Las siguientes en subir son las “j’Otras” que a la vez de regalarnos sus dulces cantos nos invitan a celebrar mañana domingo su décimo cumpleaños junto a ellas en “El Foro”, felicidades y que cumpláiiiiiiiiiis muchooooooooos máaaaaaaaaas.
Vemos que en estos momentos que varios camareros abandonan la barra, creo que es el momento de tomar algo de gorra, pero, que va, de momento aparecen los sustitutos y los mencionados camareros suben al escenario, no es la afamada chirigota del sheriff sino los “Desenchufaos” antiguos “Mérida 1883” organizadores del evento junto al bar Alpunto, vuelven a cantar algo como en portugués que no logro entender.
Cabe decir  que a todos los grupos actuantes se les entrego por parte de los organizadores una jarrita elaborada en los talleres de Aprosuba.
Y cuando ya todo el mundo daba las actuaciones por acabadas, llegaros los sobreros, una comparsa de Calamonte “Los Ilegales”, que sorprendieron a los asistentes, recibiendo los aplausos del público.

Y como decía Mayra Gomez Kemp, hasta aquí os puedo contar.

                                                                                              Fdo: Sandalio.
Reacciones:

0 comentarios: