Hoy entrevistamos a Andrés

Hoy a entrevistamos a uno de los "capos" de nuestro carnaval. Andrés junto a Alaez de los Cazurros  es el músico en activo más veterano de nuestro carnaval, y sin duda uno de los mejores "oidos" de nuestra fiesta. Tantos años en la brecha hace que el amigo Andrés derroche sabiduria carnavalera por los cuatro costados, como así se pone de manifiesto en esta entrevista.

¿Cual fue tu primer año en el que saliste en nuestro carnaval, y cual fue el motivo por el que te metiste en este lío?
 Como por todo el mundo es conocido La Marara nació con el carnaval, y yo estaba en el grupo con Zapa y compañía, el primer año me quedé apoyado al escenario, sin subir y pasando la mayor vergüenza del mundo, y aunque Luisman y Samino me insistían, ya que como sabéis que soy un poco ridículo sentía cierta vergüenza, sobre todo si era yo el que tenía que llevar –nunca mejor dicho- la voz cantante y tocar la guitarra con aquél grupo de indocumentados. En Tiroleses me eché ya la guitarra encima y a partir de ahí comenzaron mis desgracias artísticas. Y después de tantos años aquí estamos todavía… como con seguridad me preguntarás.

Y después de tantos años, ¿que te hace seguir en la brecha?
 Ya ves .Yo creo que ya lo hago como por inercia, es por un conjunto de cosas. Primero porque me gusta todo lo que rodea a este montaje,  sobretodo  la creatividad, la oportunidad de crear, de imaginar y de sacar algo de dentro, crear un personaje, que sea gracioso, simpático y que hagas a la gente pensar y reírse contigo, aunque después fuera seas un sieso como pasa en mi caso. Por todas estas cosas más que por carnaval en si. También un poco – no quiero pecar de nada- porque tengo un grupo que me necesita y me duele que si falto yo no salgan las cosas. Y ay! Los mararos somos tan perfeccionistas, queremos hacer el palacio de la Moncloa con cuatro palos, en vez de hacer un sombrajo que sería lo natural.

¿De todos los premios conseguidos cual recuerdas con más cariño y por que?
 Aunque parezca extraño y por eso tú no lo creas, mi mujer me conoció vestido de vedette, todavía no entiendo cómo se enamoró de mi vestido de tal guisa en el Juan, por eso dicen que el amor es una cosa incomprensible, pero si cierro los ojos no sé porqué siempre  siento un cariño especial el de “Oui mon amour”, de conquistadores , fue un repertorio trabajado. Quizás porque me tuve que escurrir más los sesos en la composición, también se trabajó de magos, pero no siempre obtienes los mismos resultados. Bordini nos llenó de frescura, en  alcahuete rompimos la pana , y el que quisiera repetir  el de Tiroleses de la Sierra Carija, por eso de que tendría muchos  años menos. Y últimamente los del Hornito al chiringuito , los Rafanoda son de la new age, los prácticos y directos sin grandes complicaciones, y por supuesto no quiero olvidarme un pedazo de Coro bien trabajado donde nos partimos el pecho Ignacio Cuadrado y yo junto a unos peazos de coristas apalominados, algunos más que otros,  sobretodo la fila de delante (por el centro sobretodo).

 Del 0 al 10, ¿que valoración le darías actualmente al concurso de chirigotas y comparsas?
 Pues un aprobado (6), no por el concurso en sí, sino más bien por el excesivo valor y la dependencia que tiene nuestro carnaval de él.

¿Crees acertada la decisión de separar comparsas y chirigotas? ¿Por que?
Por supuesto acertada, aunque tardía, quizás si hubiese existido antes esta diferenciación también se hubieran decantado los grupos con anterioridad. La razón es evidente, no se pueden sumar peras con membrillos(los membrillos somos los chirigoteros, no los comparsistas).

¿Te parece bien que vengan a concursar agrupaciones de fuera?
Si nos da caché, bienvenidos, si se sube el nivel, pues mejor, pero si el último estímulo es el dinero cantando un repertorio dedicado a Punta Umbría pues no. Me parece bien siempre que se haga con cabeza y no se especule.

¿Musical original o copiada de Cádiz?
A ser posible original pero sin rasgarse las vestiduras, quien esté libre que tire la primera piedra. Incluso en Cádiz entre ellos se copian “ a su manera ”. Me gustaría crear una línea propia, nuestra, con nuestro acento y nuestras tontunas, aunque tengamos como referencia el estilo gaditano, pero por norma habitual debíamos intentar componer casi todos en la medida de lo posible. Hay que pensar que es un tema que se nos puede venir en contra a la hora de promocionar  nuevos grupos. Por un lado nos da calidad pero  por otro puede suponer un reto demasiado exigente para los chavales que se quieren subir a este carro. Yo sé por experiencia propia de la dependencia que tienen los grupos, el concurso, y por tanto el carnaval de los músicos, guitarra, caja y bombo , por este orden. Es una dependencia en ocasiones extrema. Por tanto yo prefiero tener un chaval que no sea un músico de bandera pero que te saque adelante una agrupación y ya el tiempo dirá si componen o no. Pero de entrada insinuar que las músicas deben ser originales quizás no me parece constructivo, a lo mejor echa para atrás a chavales. Por ejemplo mi hijo, estoy seguro que si quiere sacar un grupete tendría que componerle yo las músicas, quizás sería más beneficioso que no se centraran en ese tema ya que puede estresar a las agrupaciones. Ahora, entre los que ya llevamos muchos años en esto deberíamos llevar esa regla, y además que ya todos nos conocemos y sabemos quien compone y quién no. Pero por eso creo que lo de componer es un tema más personal, una exigencia con uno mismo, pero que para nada tiene que ser aplicable a todos los músicos. Como diría Zapa ¿ me explico o no me explico ?

¿Que los grupos traten de imitar al carnaval de Cádiz, eso es bueno o malo para nuestro carnaval?
A mi no me parece bien sacar una agrupación que se parezca hasta en la forma de beber de la botella el aguita a los grupos de Cádiz. Me parece poco productivo y nada resultón para nosotros. Debemos seguir un estilo propio, que no hay que crearlo, es el que tenemos, cantando y componiendo con naturalidad, sin recurrir en exceso a Cádiz, al igual que en el tipo (perdón, disfraz) a nadie le gustaría que nuestra tendencia fuera salir con una mariposa en la espalda de 3 metros como el carnaval de Tenerife.

¿Consideras que el concurso goza de buena salud? ¿que harías para mejorarlo?
Creo que es lo que tenemos, quizás de lo más atractivo. La forma de mejorarlo es a base de apoyar las agrupaciones, apoyarlas musicalmente, promover la salida de nuevos grupos, en fin lo que se ha hecho o hemos intentado hacer durante muchos años, unas veces mejor que otras. Si es cierto que estamos algo estacionados en lo mismo y necesitamos nuevas ideas. Pero creo que puede venir de fuera, de la organización en la calle, si la fiesta va bien en la calle influirá en el concurso y en su nivel, lo contrario es más difícil. Y  como estoy seguro que me preguntarás por la calle te aventuro que esa es nuestra asignatura pendiente.

¿Qué crees que hay que potenciar más el concurso o el carnaval de calle, y como lo harías?
Hemos sacado un suspenso en carnaval de calle y por eso necesitamos gente que apoye y saque nuevas ideas, como es el caso de Luis Zamorano, un chico muy simpático y echado palante que tenemos en nuestra agrupación, agrupación por otra parte como sabes de categoría y poco dada a pringarse a la hora de la verdad de forma institucional. Bromas aparte creo que hay que potenciar los dos pero por supuesto nuestra asignatura pendiente es la calle, y tenemos potencial para crear una fiesta propia, imaginativa, y especial, donde sin duda el secreto – según mi forma de verlo- pasa por una palabra clave que se utiliza mucho en historia, la Romanización. El secreto puede pasar por la romanización del carnaval, aunque mucho me temo que necesitamos más secretos y nuevas iniciativas.

¿Que crees que le falta a nuestro carnaval?
Le falta participación. Apoyo institucional. Imaginación. Personas dispuestas a dar su tiempo. Paciencia y Publicidad.

¿Y que le sobra?
Le sobran botellones, tonturcios y especulación política. El día que todos estemos a una otro gallo nos cantará, pero yo desde que tengo uso de razón he visto a mucho protagonista que ha usado el tema del carnaval como herramienta para beneficio propio, aunque solo sea en popularidad . Tú sabes que nunca me han gustado las fotos, y en estos barullos siempre hay muchos fotogénicos que a la larga solo inspiran recelos, prefiero a gente callada que trabaje en la sombra pero que trabajen. Me veo reflejado infinitamente más en mi amigo Paco Bastida – que llevan toda la vida currando- que en dandis pasajeros que en cuanto se cansan se van a otro fregao, el caso es estar en uno para salir en la foto.
Di tres ideas que tu creas que sean fáciles de llevar a cabo, y que podrían contribuir a mejorar el carnaval.
Como he comentado, a mi particularmente me seduce bastante la idea de la romanización, esta es una tendencia que ya me contaba mi padre muchos años atrás, pero nunca cuaja. Organización de nuevos eventos, carreras de cuadrigas, mercados romanos, ambientación callejera, quemas de emperadores (no se si esto lo puedo decir ya que es una iniciativa de mi entrevistador), en fin creo que esa sería una tendencia natural de nuestra ciudad.

Otra idea es la renovación en los equipos de dirección en la fiesta, no porque lo hayan hecho mal, todo lo contrario, porque no podemos dejar que todo el esfuerzo lo realicen tres personas durante muchos años, esto quema los cuerpos y las ideas y como  decía mi abuela las mentes.

Y otra asignatura pendiente es el saberse vender, la publicidad, este pueblo nuestro no sabe ponerse en el cartel, y hoy en día la publicidad y los medios mueven el mundo. Pero para publicitarse hay que tener una oferta apetitosa, y creo que entre todos la podemos crear.

Sin duda alguna Andrés, y para eso es necesario que todos nos impliquemos.

Reacciones:

0 comentarios: