Termina el primer fin de semana carnavalero

A falta de la fiesta del martes desde el mundo del carnaval romano se viene trabajando desde hace ya algunos años por ampliar el calendario carnavalero con la organización de eventos en los fines de semanas previos.

El primer acto debe incluso remontarse ya al primer fin de semana del mes (¡20 días antes de la fiesta!) con la celebración del domingo Tagorichi. La intención es buena, un escenario donde las agrupaciones comiencen a mostrar sus repertorios, una barra de bar con cervezas baratas y ricas tapas gratis. Lástima que el resultado no fuera todo lo lucido que podría desearse. Posiblemente el gran culpable de ello fuese el mal tiempo, aunque no debería dejar de valorarse otros aspectos como la escasa presencia de grupos, la falta de puntualidad, lo recóndito del sitio (parece que nos estamos escondiendo) y ¡que caray, que esto no es Cádiz por mucho que queramos!.

Llegado este nuevo fin se semana, los actos comienzan el sábado a mediodía con la II Gañotada (Buen nombre) organizada en este caso por los Como Tu. Y más de lo mismo, un tablao, cervezas a precios populares y papeo de gorra. Eso si, en este caso el lugar de celebración, al ser más centrico, resulta más vistoso y de alguna manera contribuye más a pregonar que esta ciudad se está preparando para las fiestas.

Me salto los actos de la tarde/noche en el Alcazaba, que lo comentaré en otro artículo, para hablar la mañana del domingo, con la celebración de un acto ya consolidado en esta agenda precarnaval romano. Es la fiesta de la Antigua, que consiste en, ¿a ver quien lo adivina?...un tablao, cervezas a precios populares y comida (aquí se combina entre viandas gratis y otras de pago). En este caso el sitio escogido es una mezcla entre recóndito y lucido, todo sea según se mire

Y lo más común de todos estos actos es que el público presente coincide en todos ellos; los componentes de las comparsas, chirigotas y grupos de pasacalles y poco más.

Considero que estos eventos están muy bien, y debe alabarse el esfuerzo de quienes lo organizan, pero sus efectos no van más allá de que los miembros de las agrupaciones se canten unos a otros y para de contar. Por ello su capacidad de crear ambiente prefestivo resulta claramente limitada, y me temo que contribuyen a la opinión que muchas personas de esta ciudad tienen acerca de que el carnaval es solo para los carnavaleros.

Insisto no quiero quitar mérito ni valor al esfuerzo de sus organizadores, pero no se si sería mejor concentrar todos estos actos en uno solo, en un lugar lo más céntrico posible (lo ideal es la Plaza de España), bien promocionado, involucrando a las emisoras de radio, elaborando su propia cartelería o programas de mano.

El acto se plantearía de la misma manera, un sábado a mediodía, con cervezas a precios populares, comida gratis y un tablao con actuaciones, aunque aquí yo trataría de darle más seriedad al asunto, y valoraría si subiesen a cantar todas o solo aquellas que están dispuestas a comprometerse con un horario. Se podría considerar incluso que las agrupaciones y colectivos que están promoviendo estos actos precarnavaleros (y donde supongo se sacan sus perrillas), para que no se sientan desplazados, se involucrasen en la organización de este acto, bien de manera conjunta o rotativamente cada año

Opino que esto, contribuiría a quitar el mono precarnaval que tiene algunas agrupaciones, pero además abriría bastante más la fiesta a la ciudad, asunto del que estamos muy necesitados.
Reacciones:

0 comentarios: