Crónica de la gala carnavalera

Con bastante retraso sobre la hora prevista comenzó la gala carnavalera. Y es que aunque la fecha de inicio estaba prevista para las 6 de la tarde el público no acababa de llegar.

Este retraso provocó cierto caos organizativo, ya que la Mascarada, que estuvo puntual a su hora, tuvo que ausentarse temporalmente, al tener comprometido otro bolo (creo).

La organización tuvo que improvisar ciertos ajustes sobre la marcha. De este modo el festival dio comienzo con la actuación de los Cazurros Romanos, que en su línea habitual deleitaron, a la aún escasa parroquia presente, con parte del repertorio de este último carnaval combinado con letras de otros años.

Tras media hora de actuación subió al escenario la Marara con su taco en el bolsillo. También interpretaron parte del repertorio con el que se alzaron con el primer premio de este año, al que añadieron algunas cuartetas improvisadas de años anteriores, pues desde la organización les indicaron que alargaran al máximo su espectáculo. Había que ganar tiempo para que pudiesen llegar el resto de agrupaciones al recinto de IFEME.

Una de las anécdotas de la noche. Entre el público había un matrimonio de Cáceres que lleva 5 años residiendo en Mérida, que había ido al festival solo por ver a la Marara, agrupación que había descubierto este año cantando en la calle (si es que esto de cantar en la calle solo tiene ventajas). Como respuesta a este gesto, la chirigota invitó a la pareja a que subiera al escenario a hacerse una foto con ellos. Curioso detalle.

Tras un descanso, sube al escenario la primera de las agrupaciones foráneas. La Mascarada de Almendralejo que venían disfrazados del mítico programa televisivo “Un, dos, tres”, con Ruperta incluida, sus tacañonas, y azafatas.
Buena calidad musical, chispa y marcha demostró esta agrupación, destacando especialmente en el popurrí la interpretación de uno de sus componentes (Pedro), pues combinó, con gran genialidad y maestría, su papel de tacañona con el Pulga y el Linterna y el del humorista Angel Baró en sus diferentes versiones de personajes.  Muy bien, si señor. Muy bueno. Gran sabor de boca dejó este grupo que anunció la posibilidad de participar en nuestro concurso del próximo año. Ojala que vengan, pues sin duda aportarían un salto de calidad al mismo.

Y comienza la primera de las agrupaciones gaditanas. La comparsa la Ola. No defraudaron estas chicas. Gran desparpajo, afinación y unas voces espectaculares que levantaron más de una vez al público. Interpretaron el repertorio de este año, confirmándose (al menos para mi) que debían haber pasado a semifinales del COAC (pero eso son cosas de los concursos). Poco a poco se fueron quitando partes de su caluroso disfraz, a la vez que iban metiendo letras de tipos anteriores: La prometida y Las que viven como reinas. Todo un deleite escucharlas, pues sin duda es una magnífica agrupación. ¿Quién dijo que las mujeres no pueden hacer una buena agrupación carnavalera? Por cierto, su autor, Faly Pastrana Junior estaba también entre el público.

Seguidamente el escenario dio paso a la sorpresa de la noche. Para suplir la ausencia por motivos presupuestarios (una pena) de la chirigota Los Especialistas, la organización decidió incorporar al cartel del espectáculo al duo “Los jartibles”. O lo que es lo mismo, a Nico a la guitarra y a Lolo Baez al cante. Vaya pareja. ¡Ole, ole y ole!. Quedaron al público con la boca abierta, pues vaya una manera de “acariciar” la guitarra y de cantar con un palo muy flamenquito pasodobles y rumbas del carnaval gaditano. Lo hicieron francamente genial. Superiores diría yo. El público hasta les pidió un bis, que por supuesto hicieron.

Como broche de oro a la gala la comparsa Los Embaucadores del Jona no defraudaron. Gran afinación y un conjunto musical de primer orden, cuyos contraaltos curiosamente los llevaban en una de las puntas. Interpretaron con gran maestría el repertorio de este año, donde destacó especialmente el pasodoble que cantaron en cuartos, dedicado a como la afición trata a las agrupaciones , y que levantó al público, tal como lo hizo en su día en el Falla. Para mi de los mejores, si no el mejor, pasodoble que se ha cantado este año en el COAC. Por cierto, Alberto uno de los organizadores de la gala, subió a las tablas para cantar este pasodoble con ellos.

Al igual que el resto de las agrupaciones cantaron letras de otros años, finalizando su actuación con la presentación del año pasado cuando iban de superhéroes, mientras en ese momento el reloj marcaba la 1 de la madrugada.

Buen espectáculo al que solo le faltó más público; pero es lo que hay, ellos y ellas se lo perdieron.

Es curioso, las dos comparsas de Cádiz agradecieron a la organización el esfuerzo que habían hecho, agradecimiento al que me quiero unir especialmente, pues me consta que han hecho todo lo posibe e imposible para que esto saliera bien. Le han echado ilusión, ganas, esfuerzo, trabajo y, lamentablemente, hasta dinero. Un 10 para ellos y ellas. 


   
Reacciones:

1 comentarios:

Jose Calañas dijo...

GALA CON MAYUSCULAS, la que vivimos los privilegiados que estuvimos allí. Aparte de que me encontré con muchos amigos emeritenses, me llevé varias sorpresas.

Todos los grupos que actuaron me dejaron un gran sabor de boca, ya que por una u otra razón no había visto en directo a ninguno de ellos. Simpáticos los cazurros, buen humor con la marara, que demostró el porque de su primer tiempo, sorpresa desde Almendralejo con una gran chirigota que si vienen a concurso como dicen, creo que estará arriba. Los jartibles perfectos, mi mas sincera enhorabuena porque no es nada fácil lo que hicieron, con muchísimo gusto.

Y de las de Cadiz que decir, demostraron a los que acudimos que no todo es juan carlos, bienvenido y carapapas. Esto también es carnaval y demostraron también que esta gente viene a disfrutar de su fiesta, mas que a por el dinero. Creo que lo demostraron con creces tanto La Ola como Los Embaucadores, dos comparsones.

Yo por mi parte disfruté como un enano, y mis niñas ni contarte. Merecieron la pena los mas de 350 kms. que me metí entre pecho y espalda.

Mención aparte a la organización, Cristina, Alberto y demás, a los que no conocía personalmente, pero que me hicieron sentir como cada vez que voy a Mérida, en casa. Gracias por vuestro trabajo y espero que todo haya salido económicamente aceptable, para que otro año y con algo más de ayuda institucional, podáis llevar a Mérida otra gala como esta.

Un saludo. Jose, Comparsa de Calañas Los Recortables