¡Es de recibo... sin cobrar!.

Inauguramos una nueva sección llamada "sin pelos en la lengua" que pretende ser una tribuna desde la que denunciar o manifestar alguna opinión crítica sobre temas más o menos controvertidos. En este apartado se publicarán aquellos artículos que querais enviar, que podrán venir firmados o no, y que tendrán como única limitación  que no incluyan insultos o vejaciones personales.

Empezamos pues con un tema del que aunque nadie habla, creo que casi todo el mundo lo piensa...

Vale que estamos en crisis, vale que los ayuntamientos no tienen un duro, vale que lo que primero  quedeberían pagar son las deudas que tienen con sus empleados y proveedores, pues de ello depende el sustento de muchas familias. 

En eso estamos de acuerdo, pero eso no significa que no se tengan que atender por parte de nuestros ediles otros compromisos económicos, menos acuciantes, pero no por ello menos importantes para los colectivos a los que se les deben.

Me refiero sin duda a los pagos de los premios del año pasado. Y es que no es de recibo, o como decía el titular, es de recibo sin cobrar, que hayan pasado ya 7 meses desde que finalizó el carnaval, y no solo no se han pagado los premios y subvenciones, sino que además ni tan siquiera se nos ha informado de cuando se tiene previsto abonar la deuda (si es que la van a pagar).

Yo, desde este humilde foro, no pretendo hacer política pues para eso ya están los políticos, pero no es admisible lo que está pasando, máxime si tenemos en cuenta lo que ha ocurrido en años anteriores.

No creo que haga falta recordar la presión que realizaba nuestro actual Concejal de Festejos y a la vez directivo de la Asociación de Carnaval, cuando estaba en la oposición, para que estos pagos se realizase a la mayor brevedad posible, y si transcurría algunos dias más de lo debido, ya estaba defendiendo "nuestros intereses" en los medios de comunicación.

Tampoco creo que haga falta recordar la prontitud con la que se nos pagaron los premios en los inicios de la actual legislatura, con una convocatoria única de toda la concurrencia premiada, en el salón de plenos y con medios de comunicación incluidos....es decir, todo marketing.

Y ahora sin embargo: silencio absoluto. Ni el ayuntamiento paga, ni la asociación reclama y ni tan siquiera los grupos del carnaval protestan.

Es de bien nacidos ser agradecidos, y si no se puede pagar, se podrían haber hecho las cosas con más estilo. Lo primero convocar a los grupos para informarles de la situación, haber planteado distintas fórmulas de cobro si es posible, como por ejemplo pagar la deuda en plazos, o cualquier cosa menos escurrir el bulto. En definitiva, dar la cara. Es una simple cuestión de dignidad y honradez.
  
Reacciones:

0 comentarios: